¿el mapa de la vida?

julio 9, 2010

Hay periodos de tiempo en que parece que no pasa nada importante, volteas a ver hace cuanto te reiste con ganas, cuando diste un beso que realmente deseabas dar, cuando miraste a alguien y sonreiste porque sabias que te entendia lo que estabas pensando en ese momento… y de pronto… nada.

Intentas una y otra vez salir de eso y el resultado parece ser el mismo siempre, como si de una maldición se tratara,  hasta a quienes quisieras a tu lado prefieren estar con patanes que contigo, pesa demasiado sobre tus hombros y te va quitando las energias, te empieza a dar igual todo, por mas entusiasmo que quieras contagiar, como si de un sol se tratara te vas apagando.

Así me siento ahora, con un montón de proyectos de todos los sentidos, de trabajo, espirituales, artisticos, personales, y ninguno parece dirigirse a su meta, le pongo empeño, pero la mayoria depende de los demas, y los demas no tienen interes, y no puedo estar obligando ni empujando a hacer a la gente cosas que no quiere hacer, seamos realistas, muy probablemente no tengan ganas ya de seguirme, quiza lo que creo yo que es una buena idea, simplemente no es buena idea para los demas.

Es un poco como estar al centro de un laberinto, te vas por un camino y topas con pared, agarras otro y lo mismo, y dices, “ya saldra bien, esta es la buena”  y nada, y ya, que me cansé, viendo todo creo que lo mas viable es seguir haciendo los proyectos que dependen solo de mí, terminaré en los que estoy ahora, y despues vendra una temporada de autoexilio, quiza hasta sea bueno para los lectores de este blog, quiere decir que escribiré mas por aquí, en fin…

Anuncios