En un baile de unos XV

enero 6, 2011

Ya me quedé bien clavado con la nostalgia, pero es que un video de youtube te lleva a otro y a otro, lo que me lleva a la historia de hoy…

Segun yo, el equivalente de los bailes de highschool gringos son las fiestas de quince años, ¿que tal? Estando en secundaria, sobre todo los últimos años de secundaria y principios de prepa a cada rato me invitaban a quince años, pero entonces estaba muy teto y era todo un show invitar a una chava a bailar, uno procuraba llegar una hora despues de lo que la invitación decia, no iba a llegar de loser a ser el primero de la mesa, te esperabas a que ya hubiera algo de banda allí.

Una vez que llegabas y divisabas a tu flota, te sentabas y hacías como que convivías, pero en realidad te fijabas en las demás mesas localizando exactamente donde estaban sentadas las chicas guapas, claro, uno tenia que aparentar ser de lo mas cool, de pronto volteabas a donde estaban tus amigos y reias aunque no supieras de que, como diciendo “tsss, me la estoy pasando increible” pero seguías escaneando a las chavitas guapas para ver si alguna te veía.

Luego entraba la quinceañera, hacía todo su númerito, bailaba, el show, el vals, el padrino borracho brindando, luego la cena mientras en una pantalla ponían las fotos de cuando la cumpleañera estaba chavis, hasta que llegaba “el momento” ponían la “musica prendida” al tiempo que prendían los armatostes esos que sacaban humo que olían a algodón de azucar.


Había que ponerse pilas, checabas las actitudes de las bonitas, te fijabas si había algún valiente que la sacara a bailar, si la chavita en cuestión accedía, de inmediato entraba en la clasificación de las que posiblemente tambien bailarían contigo, también estaban las que no dejaban un minuto al novio, las gachas que a todos les decian que no, peroooo las que eran una incognita total eran las bonitas a las que nadie invitaba porque estaban en las mesas de los familiares de la quinceañera, esas que no eran del “circulo de amistades” y por supuesto nadie las conocía, en esos tiempos ellas eran mi objetivo.

Durante varios años mi papá en las fiestas de las primas me decia “¡niño, baila, ándale!” Y a mi me daba pena, entonces mi papá se levantaba, iba con una niña, me la traía a la mesa y decía “baila con Miguelito” obvio siempre me sentía muy apenado e incómodo, al grado de quedar muy traumado los años siguientes, así que durante las siguientes fiestas me obligaba a mi mismo a sacar a una niña a bailar antes de que mi papá saliera con sus ondas.

Por lo que, en mis tiempos de ir a fiestas de quinces tenia una ansiedad bastante enfermiza por sacar una chava a bailar, era como una obligación, una vez fuí con el hijo de una capitana, nos invitó a mi hermano, a otro amigo y a mí al club de leones, la fiesta era “muy aca” esa vez me acuerdo que me puse un traje azul con corbata y todos los demas iban de jeans, y como toda la familia iba “muy elegante” aproveché  que estaba “en onda” con la familia y saqué a bailar a una chavita muy bonita, “¿quieres bailar conmigo?” “si, vamos” me dijo, y la primera canción que salio fue esta…

Que horroooor, ja, ja, pero me la pasé muy bien, creo que nunca había sacado a bailar una niña tan bonita, despues de esa vez nunca la volví a ver, no recuerdo ni cómo se llama, me acuerdo que me ardí despues porque el hijo de la capitana contó la historia como si hubiera sido él quien sacó a la chava a bailar, cuando estuvo sentado toooda la noche, grrrrr, trató de robarme mi momento, mi noche, grrrrr.

Anuncios