Rumbo a Miami

noviembre 16, 2011

Ultimamente wordpress ha estado roñosito a la hora de hacer un post, se come el formato y me cambia o me quita cosas, así que como es mucho lo que hay que platicarles de toooooooooooodooooo el viaje, lo haré en varias partes.

Lo primero que quiero que tomen en cuenta, para aquellos que tengan ganas de viajar a Europa es que; aunque no es barato, tampoco es que sea muy caro, yo me fuí bastante fresa, pero rascandole a la red y siendo muy austeros, seguramente pueden viajar a un costo mucho menor, pero X, les contaré de primera mano MI EXPERIENCIA.

La idea del viaje, aunque la tenía en mente, no estaba muy aterrizada, uno de mis mejores amigos, Alex, se había ido el año pasado para alla, para ir a vivir con su novia Alba, una Valenciana, cuando ví que el pudo hacerlo, me empezó a crecer la chispita en la mente “Si el pudo hacerlo ¿porque yo no?” Así que en Marzo me puse a checar los costos en las aerolineas, experiencias de gente que ya había ido en blogs, costos de autobuses, trenes, hoteles, comida, y ví que si me lo podía costear, tenía un ahorro que no sabía para que lo usaría, pero ahora estaba claro, sería para el viaje a Europa.

Despues de mi experiencia del viaje a la Comic-Con de San Diego, no quería viajar solo, quería compartir mis experiencias con alguien, así que convencí a una de mis mejores amigas, Norita, para que me acompañara, y de paso visitabamos a Alex y a Vivi, que tambien andaba por alla de intercambio escolar, Nora accedió y a finales de Marzo compramos nuestro boleto en un vuelo ida y vuelta con escalas, nos iríamos en Octubre, ya que esa fecha le quedaba mejor a Nora, de ida se iría por la ruta DF-Miami-Madrid y destino final Valencia, 3 aviones, ahora solo faltaba hacer el itinerario, ya estando en Europa pues obviamente estaba el chance de visitar mas ciudades, no solo Valencia, así que nos pusimos a ver que lugares queríamos conocer.

En una de esas reuniones en un café para hacer nuestro itinerario, nos cayó Maggie, una amiga de Nora, y se nos pegó al viaje, ya eramos 3, los siguientes meses todos nos dedicamos a ahorrar, a hacer las reservaciones de B&B, de trenes, en fin…

A finales de Octubre llegó el día, yo (como ya habran leído aquí en el blog) estaba bajoneado, así que no estaba particularmente emocionado por el viaje, pero estaba esa sensación de poderme renovar y cargar la pila, así que estaba muy receptivo, con buen animo, nos reunimos en el aeropuerto internacional de México, frente a la sala de American Airlines, que fue donde compramos los boletos, allí documentamos las maletas, salimos muy puntuales y llegamos a Miami, desde donde hicimos este videito…

¡¡¡Ahhhh!!! cierto, cierto, me acompañó Pollicio como ya vieron en el video, en el siguiente post por cierto, algo de Pollicio desde Miami 😉  Luego les sigo contando mas…

Anuncios