Pollicio en Londres

enero 31, 2012

Anuncios

Me sentí mejor por la tarde, así que lo prometido es deuda, les dejo el video en el palacio de Buckingham…

El palacio de Buckingham

enero 25, 2012

Llegamos realmente rápido al palacio de Buckingham, les digo que estabamos muy cerca de allí, está padre, la puerta, los jardines, los alrededores, la fuente al frente, eso me gusto más que el propio palacio, que sí, es muy bonito, pero los jardines son los jardines, ahora si la naturaleza lo supera…

Por allí andaba la reina, que a fuerza quería salir en una de mis fotos, por más que la evité, asomó su horrenda cara, jejeje.

Las puertas del palacio están también bien padres, hay muchos detallitos que ver, hubiera sido genial que la descendencia de los Tudors siguiera gobernando Inglaterra, segun yo, ¿verdad?…

Había cambio de guardia en ese momento…

Y la fuente que está al frente, le estaban dando mantenimiento…

Y… se supone que este post iba a ser más largo, les iba a poner videos, y fotos de los parques enormes que están por allí, pero me dió calentura, y me duele todo el cuerpo, y la cabeza me va a explotar y la muerte viene por mí y no me siento nada bien, es más, no se ni porque ando escribiendo, debería estar acostado, nos vemos luego.

Llegamos tempranito a Londres, serían como las 10 de la mañana cuando fuimos a hacer el registro a nuestro hotel, eso estuvo un poco raro, porque una vez que nos registramos, el encargado, un indú nos dice “ahora salgan de esta casa y vayan a 4 casas de esta” y nosotros así de “¿eh?” y el indú: “es el mismo negocio, no se preocupen”; Y sí, fuimos a la otra casa, que eran como donde vive Harry Potter, una casita chiquitita, entripadita, que fue adaptada para ser un hostal, allí buscamos nuestra habitación, de 5 x 4, una cama matrimonial, unas literas, un frigobar y una tetera encima, con muchos sobres de té, de diversos sabores, y un minusculo baño de 1 x 1, ah, y su tele, recuerdo que ese día estaban reportando de un accidente feo en la autopista, justo por donde habiamos llegado.

Decidimos bañarnos, Maggie fue la primera, pero al salir, lo hizo con una cara de total  consternación “chicos, el baño está horrible, superchiquito y aparte la regadera apunta a la pared, hay que pegarse a la pared para que te caiga el agua” -“¿Intentaste mover la regadera?” le dije, y Maggie contestó: “Sí, pero no se mueve” Y todos mirandonos como diciendo “chin, esto está del nabo” Ya luego se baño Nora, al salir le pregunté, “¿Te pegaste a la pared para bañarte” y Nora dijo: “Sí, ya ni modo, pero está rica el agua”; Ni hablar, que me meto al baño, me le quedo viendo a la regadera, y que se me ocurre moverla y sí, suavecito, no hice fuerza ni nada, la moví para que me apuntara el agua a mí y no a la pared, he de confesar que me la pase riendo todo el tiempo que me bañé, jajaja, imaginandome a mis amigas pegadas a la pared esperando que les escurriera el agua, ahjajajaja, ahhhh… nunca les dije, hubiera sido algo cruel.

Estabamos hospedados muy cerca del palacio de Buckingham, yo creo que como a 10 minutos, teníamos hambre, nos fuimos a una plaza comercial que estaba por allí, en una tienda de souvenirs vendían estas camisas que se ven aquí arriba, jejeje, creía que nada más las tenían en Veracrú, jejeje, dice “Un amigo fue a Londres y solo me trajo esta piojosa camisa”, ahhhh,bue… pues que nos vamos a los merenderos y allí pedí un Bagel, es algo así como una torta, pero el pan es como una donota, y le ponen mucha mostaza, demasiada para mi gusto…

Estaba 2-3, el Bagel y mi chocolate caliente mitigaron el hambre, ahora sí, listos para caminar y caminar, nos fuimos hacía el palacio de Buckingham, esto es algo de lo que vimos por allí…

La ciudad es muy bonita, aunque es mucho mas sobria que los lugares donde habíamos estado antes…

Por allá la circulación es al reves, me paso varias veces que se me olvidaba, estoy muy acostumbrado a voltear primero para el lado izquierdo y luego al derecho antes de cruzar y casí me atropellan 2 veces porque aquí tienes que hacerlo de forma contraria, incluso en el piso te lo escriben para que estes pilas…

Y aquí los dejo de momento, me voy a ver una película que me compré, siguientes posts: el palacio de Buckingham y Pollicio reportando desde allí.

Londres

enero 21, 2012

Salimos tempranito del hotel Ideal en París, caminamos por la avenida Emile Zola hasta llegar a la estación del metro, para de allí ir hasta la última estación que es la del aeropuerto de París, volver a pasar por todas las engorrosas areas de seguridad para llegar a nuestra sala de partida de nuestra aerolínea hacía Londres, volamos por easyjet.

El vuelo fue bastante rápido, yo creo que como en hora y media ya estabamos en Londres, en el aeropuerto de Luton, allí mis amigas cambiaron sus euros a libras, porque en Inglaterra es la única parte de Europa en donde no usan el euro, yo ya llevaba, los había cambiado desde México, en fin… Una vez con los euros cambiados a libras compramos nuestros tickets de autobus para llegar a Londres, a la estación que estaba cerca de nuestro hotel, esto es un poquito de lo que vimos mientras ibamos en camino…

El arco del triunfo

enero 17, 2012

El punto final de los Campos Eliseos, partiendo desde la plaza de la Concordia es precisamente el arco del triunfo, se supone que te puedes subir hasta arriba y ver la vista desde allí y toda la cosa, pero ya estabamos muy cansados, habiamos caminado hasta allí practicamente desde Notredame…

Pollicio en el arco del triunfo.

Por supuesto me tomé mi foto allí, estabamos demasiado cansados para seguir caminando, así que tomamos un taxi que nos llevó hasta nuestro hotel, había que descansar bien porque tempranito teniamos que estar en el aeropuerto para salir hacía Londres, fue toda una experiencia estar en París, es una ciudad demasiado bonita y te deja con muchas ganas de volver, espero hacerlo pronto.

 

Los campos Eliseos

enero 17, 2012

Justo allí donde estabamos, en la plaza de la concordia, es donde empiezan los campos Eliseos, esa avenida tan famosa y tan elegante de París, esta llena de restaurantes y tiendas de diseñador, y cada cosa que está alí, por pequeña que sea es carisima, la avenida termina justo en el arco del triunfo, nos la caminamos toda…

No hay mucho que decir, todo era impresionante, me llamó mucho la atención que en “la terraza”  que es como le llaman a las mesas y las sillas que ponen en la parte externa de los restaurantes, la que se queda en la banqueta, allí los comensales les es permitido cenar con sus perros, y allí andan los perritos cenando con sus dueños, eso se me hizo muy curioso.

El obelisco de París

enero 16, 2012

Despues de estar en NotreDame nos fuimos a la calle que está a un ladito, donde les digo que están las tiendas de souvenirs, allí compré algunas cosas para mi mamá y para mí, las chicas también se pusieron a comprar, y ya despues de un buen rato nos fuimos a comer/cenar a un restaurante en la esquina que se llama Cuasimodo, con fotos del jorobado y toda la cosa…

Pedí según yo algo tradicional, un baggete francés y una crepa de chocolate, y mi ya clásica naranjada que pido siempre, pero creo que me las hicieron sin cariño porque estaban de lo más insípidos, sobre todo la crepa, sabía a tortilla embarrada con un suspiro de nutella, mmm, en fin, salimos de allí y seguimos caminando…

Caminamos de nuevo en dirección al Louvre pero ahora por las calles, ya no del lado del río, y es super-bonito caminar por París de noche, como mencioné antes, cada cornisa, cada ventana, cada techo tiene algo que ver, no te aburres nunca…

Hasta nos tocó ver que estaban grabando una película, ¡¡¡kiubole!!!

Despues de algunas cuadras llegamos a la parte de adelante del Louvre, seguimos caminando al frente rodeando un jardín que tienen allí enorme para llegar a una plazuelota donde está el obelisco de París, esa plaza se llama la Plaza de la Concordia, y ese fue el primer gran monumento que tuvo París y que fue hecho por los egipcios…

Allí a los lejos se alcanza a ver la torre Eiffel…

Y esta es la fuente de Hittorff, y es super-clásica en las películas sobre París, siempre la ponen, y estando allí lo entiendes, es demasiado bonita.