El obelisco de París

enero 16, 2012

Despues de estar en NotreDame nos fuimos a la calle que está a un ladito, donde les digo que están las tiendas de souvenirs, allí compré algunas cosas para mi mamá y para mí, las chicas también se pusieron a comprar, y ya despues de un buen rato nos fuimos a comer/cenar a un restaurante en la esquina que se llama Cuasimodo, con fotos del jorobado y toda la cosa…

Pedí según yo algo tradicional, un baggete francés y una crepa de chocolate, y mi ya clásica naranjada que pido siempre, pero creo que me las hicieron sin cariño porque estaban de lo más insípidos, sobre todo la crepa, sabía a tortilla embarrada con un suspiro de nutella, mmm, en fin, salimos de allí y seguimos caminando…

Caminamos de nuevo en dirección al Louvre pero ahora por las calles, ya no del lado del río, y es super-bonito caminar por París de noche, como mencioné antes, cada cornisa, cada ventana, cada techo tiene algo que ver, no te aburres nunca…

Hasta nos tocó ver que estaban grabando una película, ¡¡¡kiubole!!!

Despues de algunas cuadras llegamos a la parte de adelante del Louvre, seguimos caminando al frente rodeando un jardín que tienen allí enorme para llegar a una plazuelota donde está el obelisco de París, esa plaza se llama la Plaza de la Concordia, y ese fue el primer gran monumento que tuvo París y que fue hecho por los egipcios…

Allí a los lejos se alcanza a ver la torre Eiffel…

Y esta es la fuente de Hittorff, y es super-clásica en las películas sobre París, siempre la ponen, y estando allí lo entiendes, es demasiado bonita.

Anuncios