De Bagels y calles Londinenses

enero 24, 2012

Llegamos tempranito a Londres, serían como las 10 de la mañana cuando fuimos a hacer el registro a nuestro hotel, eso estuvo un poco raro, porque una vez que nos registramos, el encargado, un indú nos dice “ahora salgan de esta casa y vayan a 4 casas de esta” y nosotros así de “¿eh?” y el indú: “es el mismo negocio, no se preocupen”; Y sí, fuimos a la otra casa, que eran como donde vive Harry Potter, una casita chiquitita, entripadita, que fue adaptada para ser un hostal, allí buscamos nuestra habitación, de 5 x 4, una cama matrimonial, unas literas, un frigobar y una tetera encima, con muchos sobres de té, de diversos sabores, y un minusculo baño de 1 x 1, ah, y su tele, recuerdo que ese día estaban reportando de un accidente feo en la autopista, justo por donde habiamos llegado.

Decidimos bañarnos, Maggie fue la primera, pero al salir, lo hizo con una cara de total  consternación “chicos, el baño está horrible, superchiquito y aparte la regadera apunta a la pared, hay que pegarse a la pared para que te caiga el agua” -“¿Intentaste mover la regadera?” le dije, y Maggie contestó: “Sí, pero no se mueve” Y todos mirandonos como diciendo “chin, esto está del nabo” Ya luego se baño Nora, al salir le pregunté, “¿Te pegaste a la pared para bañarte” y Nora dijo: “Sí, ya ni modo, pero está rica el agua”; Ni hablar, que me meto al baño, me le quedo viendo a la regadera, y que se me ocurre moverla y sí, suavecito, no hice fuerza ni nada, la moví para que me apuntara el agua a mí y no a la pared, he de confesar que me la pase riendo todo el tiempo que me bañé, jajaja, imaginandome a mis amigas pegadas a la pared esperando que les escurriera el agua, ahjajajaja, ahhhh… nunca les dije, hubiera sido algo cruel.

Estabamos hospedados muy cerca del palacio de Buckingham, yo creo que como a 10 minutos, teníamos hambre, nos fuimos a una plaza comercial que estaba por allí, en una tienda de souvenirs vendían estas camisas que se ven aquí arriba, jejeje, creía que nada más las tenían en Veracrú, jejeje, dice “Un amigo fue a Londres y solo me trajo esta piojosa camisa”, ahhhh,bue… pues que nos vamos a los merenderos y allí pedí un Bagel, es algo así como una torta, pero el pan es como una donota, y le ponen mucha mostaza, demasiada para mi gusto…

Estaba 2-3, el Bagel y mi chocolate caliente mitigaron el hambre, ahora sí, listos para caminar y caminar, nos fuimos hacía el palacio de Buckingham, esto es algo de lo que vimos por allí…

La ciudad es muy bonita, aunque es mucho mas sobria que los lugares donde habíamos estado antes…

Por allá la circulación es al reves, me paso varias veces que se me olvidaba, estoy muy acostumbrado a voltear primero para el lado izquierdo y luego al derecho antes de cruzar y casí me atropellan 2 veces porque aquí tienes que hacerlo de forma contraria, incluso en el piso te lo escriben para que estes pilas…

Y aquí los dejo de momento, me voy a ver una película que me compré, siguientes posts: el palacio de Buckingham y Pollicio reportando desde allí.

Anuncios