De Londres a Glasgow

febrero 23, 2012

A la mañana siguiente, bajamos a desayunar al sótano de nuestro hotel, un desayunito continental 2-3, sabrocito pero escaso, nos organizamos y nos fuimos “según nosotros” a hacer tiempo, porque nosotros llegamos desde Luton, hasta habíamos tomado el tiempo del autobus para ver cuanto ibamos a hacer de regreso, entonces nos fuimos a la plaza donde estaban las tienditas de souvenirs, y al preguntar en la parada de autobuses para ver cuando salía el bus a Luton, que nos vamos dando cuenta que nuestro siguiente vuelo salía de Glasgow…. Ahhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!! ¡¡¡¡¡¡El terror, el terror!!!!!! Estabamos a punto de quedarnos allí en Londres, conseguir otro vuelo hubiera sido el acabose, porque nos hubiera salido casi en lo mismo que nos salio el vuelo desde América, y hubieramos perdido tiempo, y muy probablemente hasta nuestro siguiente punto.

Preguntamos en la estación de autobuses y nada, no había salidas, y que vamos al área de taxistas y cobraban muchisimo por llevarnos a Glasgow, creo que querían 100 euros o una cosa así, y no nos garantizaban que estaríamos a tiempo, ¿Que ibamos a hacer? Hasta qué para nuestra fortuna, un taxista ancianito nos dijo que aun estabamos a tiempo para llegar por el tren express, fue el único tipo chido, ni en la estación de autobuses, ni entre los taxistas, nadie quería informarnos nada, que hojaldras, llegamos corriendo a la estación de trenes, compramos los boletos del tren express para llegar a Glasgow, Zasssss, que estres.

Aquí un videíto del camino en tren de Londres a Glasgow, les aviso que es solo eso, con la música de Childrens, de Robert Miles, usé esa rola porque siempre que la escuchaba me imaginaba viajando en tren o junto a la carretera, pegado a la playa, y psss ya, luego les sigo contando, se ven…

 

Anuncios