El Coliseo romano (por dentro)

mayo 14, 2012

Uy, ¿Que les puedo decir? Imagínense, una de las películas que más me han gustado es Gladiador de Ridley Scott, y estar allí, donde se supone que peleó Maximus es otro mundo, pero dejenme comienzo desde el principio.

  Salimos del foro Romano y como les decía, entre más avanzaba la mañana, la cola para comprar los boletos se hacía más larga, lo bueno era que ya teníamos comprados nuestros boletos y en seguida entramos al Coliseo, no sin antes tomarnos una foto con los Guardiaaaaaaaaaaas que estaban afuerita, ja, no venden allá galletas emperador, por más que las buscamos, aguas con estos guardias que luego son medio gandallas a la hora de cobrar.

Despues de andar de emperador, nos fuimos al Coliseo, entrando, por los arcos que dan a la parte externa, hay una especie de museo, está dos tres, hay cosillas interesantes, aunque nada tan impresionante como la vista que se ve desde allí, cuando vayan, ¡aguas con las escaleras! Esos romanos antiguos yo creo que eran bastante altos porque cada escalón queda bastante alto y empinado, como de 40 cm. cada uno.

Rodeas todo el coliseo y entonces subes más escaleras para llegar a la parte central del Coliseo, y allí es donde esto se vuelve impresionante…

Allí es inevitable pensar en la película de Gladiador y hacer las comparaciones, obviamente hay muchas, en la película se ve más grande de lo que es, y no tiene todos esos “laberintos” que están al centro, también me acordé de la película de Jumper, donde hay una escena aquí, en los pasillitos de este laberinto antes había leones, ahora hay gatitos, neta, también había por allí una guia de turistas que no se cansaba de tirarle a la película de Ridley Scott, jajaja, “Es que en Gladiador ponían al emperador allá y no, el se sentaba aquí” o “Eso que ponían hasta arriba para hacer sombra no era así” y así, una lista enorme, que la neta, ¿A quien diablos le importaba? Aquí estuvo Maximus, cerraba los ojos y casi podía escucharlo…

Jajajaja, luego les trepo un video del Coliseo, veran que chido, nos leemos luego, ciao.

Anuncios