Más del museo del Vaticano

mayo 22, 2012

Despues de pasar por las galerías que estan cerca de los jardines en la planta baja y que estan bastante oscuras, subí por unas escaleras para ver las galerías de los pisos superiores y que estan en una parte más interna del museo, estan un poquito mejor iluminadas que la zona anterior, pero aun así pienso que la iluminación debe mejorarse…

Esta foto de aquí arribita es de un enorme pasillo donde tienen estos “cuadros-alfombras” yep, son alfombras colgadas en la pared pero como que han agarrado humedad y huele medio feíto, se me hacía simpatico que la gente pasaba rapidito, nadie se quedaba a ver las imágenes mucho tiempo…

Luego estaba este otro pasillo enorme iluminado por su brillante techo que también estaba lleno de recovecos, figuritas, pinturas, esculturitas, vamos, el epítome de lo barroco, y a eso sumenle innumerables cuadros, bustos y esculturas durante todo el trayecto, no me latió mucho que vendian souvenirs en unas mesas, y aparte carisimos, cosas que valga el comentario se podían conseguir en las tienditas afuerita del vaticano a la mitad o a la tercera parte de lo que te lo vendían allí.

Y luego, en otra sección despues del pasillo, hay varias cámaras, o bovedas, como quieran llamarles, y allí estan pintadas las obras de Rafael, uno de los grandes pintores de la historia y uno de mis grandes favoritos, este de aquí arriba es uno de sus trabajos más representativos, la escuela de Atenas, que aparte es enorme, no me lo imaginaba tan grande, y lo pintó mientras Miguel Ángel pintaba la capilla sixtina a unos cuantos metros, obviamente se nota la influencia de Miguel Ángel sobre Rafael, tan es así, que Rafael pintó a varios personajes…

En esta escuela hay muchos filosofos, al centro, donde vendría a estar el punto de fuga está Platón, que señala hacía arriba y juntito a él, Aristóteles, hay más filosos y para ello Rafael tomó a “actores” para representarlos, así entonces  Platón es Leonardo DaVinci, Miguel Ángel aparece como Heráclito, es el que está recargado sobre el bloque…

Y en seguida es reconocible Miguel Ángel porque es el único que aparece con botas, que eran las que el pintor nunca se quitaba, eran algo así como sus botas favoritas, jeje, Rafael también se pintó en el cuadro, está a la extrema derecha, es el único personaje que “mira” al expectador, entre otros “extras” que hay por allí, muchos pintores de aquel tiempo representando a los filosofos.

Estar allí viendo cuadros que solo había visto en tele o en libros es muy emocionante, puedes ver las texturas de la pintura sobre la pared, las grietas que se hacen, las pinceladas, es como viajar en el tiempo, no sé, es toda una experiencia, quiero describirla con palabras pero es imposible, solo sé que es muy emocionante.

Con esto los dejo, luego les trepo un video de todos estos lugares.

Anuncios