Hacía Pisa

junio 17, 2012

Nos levantamos tempranito para desayunar, ir al metro para que nos dejara en la estación de trenes que nos llevaría a Pisa, como dato curioso dejenme les cuento que allá en Italia, es el país donde más ví que quieren a sus mascotas, en cafés, restaurantes, y demas establecimientos del estilo, te dejan entrar a comer o a tomar algo con tú perro, y se nota que los perritos estan de lo más acostumbrados a eso, ni se estresan, ni nada, quietecitos allí viendo todo, como se ve en la foto de aquí arriba.

Ya allí en la estación de trenes esperamos un rato, estabamos junto al cartelón donde se anuncian las salidas, era de esos como los que salen en las películas que tiene cartones como en una ruleta, pero que son muchisimos, aun así, nada, cero información, como temíamos que nos pasara lo que nos pasó en el trayecto de Valencia a Barcelona,  fuimos a preguntar al anden donde se supone que salía el tren, y sí, ya estaba nuestro tren alistandose, así que si van para allá, no se fíen nunca de los letreros o de que anuncien las salidas, ¡Pregunten! Todo el tiempo ¡Haganlo!

Una de las cosas que no me gustó de la gente de Italia, sobre todo de las mujeres, que sí, son guapisimas, ¡El rumor es cierto! Pero fuman demasiado, mucho, me acordé porque justo cuando estabamos en el anden del tren, que volteo hacía las vías porque creí mirar una extraña piedra amarillenta, no eran piedras, eran colillas de cigarro que tapizaban las vias cual piedritas, y en todas partes, en las banquetas, en la calle, fuman mucho, es desagradable.

Salió nuestro tren, y el paisaje es hermoso, pasa junto a el mar Tyrrhenian, que forma parte del mediterraneo y toda la región de la Toscana, que es como un paisaje sacado de cuento de hadas, campos en varios tonos vivos de verde, que parecieran recortados todos por jardineros, con pinos formados a la misma altura, recortados también impecables, hasta arcoiris nos tocó ver, como pueden verlo también en el video…

Luego les sigo contando más…

Anuncios