Saliendo de Venecia

septiembre 30, 2012

Despues de cenar riquisimo salimos a recorrer otro cachito de la ciudad, cruzamos el rialto para estar del otro lado, y por todos lados puertos pequeños de gondolas, restaurantes, pero ya todo estaba vacio…

Ya todo estaba cerrado, casí no se veía gente por las calles, pero no improtaba mucho, la verdad es que a pesar de que no recuerdo haber visto ni un solo policia, me sentía completamente seguro, e ibamos a la zona “juvenil” que Lorenzo nos había recomendado…

Por fin llegamos a la zona “Juvenil” y la verdad estaba muy chida, bueno… al menos a mí me gusto, todo muy relax, algunas personas platicando en mesitas, tenían un partido de fut en la tele, se escuchaba música pero a un volúmen que te podía dejar hablar, mis amigas bromearon y dijeron que era “juvenil estilo Miguel” 😛

Nos quedamos un ratito allí pero ya era bastante noche, estabamos muy cansados ydecidimos regresar a dormir, salíamos tempranito al día siguiente y necesitabamos descansar…

Por la mañana fue muy singular, salimos en un pequeño barco, un poco más grande que en que llegamos que nos llevó directo hasta el aeropuerto, navegamos como hora y media…

Una vez en el aeropuerto, otra vez pasamos por las engorrosisímas filas de seguridad, para llegar a las salas del aeropuerto y esperar hasta que salió nuestro vuelo a Madrid, de allí a recoger la maletota de Maggie ¬_¬ para poder trasladarnos hasta la estación del tren express a Valencia…

Ese tren estuvo padre, mucho más lujoso que los que habíamos tomado antes, con sus teles y toda la cosa y muy rápido, y se me hizo bien curioso que en un solo día viajamos por mar, por aire y ahora por tierra ibamos hasta Valencia esperando reunirnos con Alex y Alba, cansadisimos por supuesto, pero de eso les sigo contando pronto.

Venecia de noche

septiembre 27, 2012

Está un poco oscuro el video, pero se aprecia mi deliciosa pizza y las “calles” que más bien eran pasillos, de Venecia.

El Rialto

septiembre 26, 2012

Caminamos entre un montón de pasillos laberínticos, siempre mirando el mapa y aun así era algo enredado caminar allí, a veces si ibamos bien y de pronto llegabamos a alguna intersección equivocada, y teníamos que regresarnos un poco para tomar el camino correcto, en realidad es bastante divertido…

Me dió gusto ver que sacaban a muchos perritos a pasear, todo Venecia es zona pet-friendly 😛

Y llegamos al Rialto, que junto con las gondolas, el puente de los suspiros y la plaza San Marcos, son los simbolos mundialmente famosos de Venecia, mostrado en infinidad de películas, series de tele, comentado en muchos libros, en cómics, en fin, es increíble verlo, estar allí…

El frijolito en el arroz es ver con tristeza que el puente está muy graffiteado, los locales que están arriba del puente son tienditas genéricas como las que encontrarías en cualquier centro comercial donde venden sobre todo souvenirs, joyitas, mascaras, en fin… cosas de esas, pero la vista desde allí es magnífica, me imaginaba ver pasando por abajo del puente a James Bond en una veloz lancha.

Así se ve desde la parte de “en medio” del Rialto.

Lorenzo, nuestro anfitrión, nos había recomendado el restaurante Da Mamo, y estaba muy cerca del Rialto, a unos cuantos metros, de hecho habíamos pasado antes de llegar al puente para ubicarlo pero lo tenían cerrado, apenas iban a “abrir” la cocina (En Europa esto es muy común, cierran los restaurantes toda la tarde y los vuelven a abrir hasta en la noche) Hacía algo de frio allí en Venecia, pero al llegar al Da Mamo tenían calefacción y estaba bastante rico el ambiente allí, y el lugar muy agradable, la verdad es que nos atendieron muy bien, uno de los meseros hasta se enamoró de Nora…

De entrada nos dieron una pequeña hojaldrita dulce pero con una como salsita con base de ¿Almendras? ¿Cacahuates? No supe identificar bien el sabor, riquisimo, y obviamente recibimos nuestras cartas para ordenar, había de todo pero despues de haber pasado por tantos pasillos y caminitos por todo Venecia con olor a pizza, y ya hambrientos y cansados teníamos un antojo impresionante de pizza, la carta tenía toda una sección de pizzas diferentes, todas tenían nombres de los signos del zodiaco, 12 tipos de pizza diferentes…

Mi pizza Bilancia, que es la pizza de libra, mi signo, y, dejenme decirlo por favor, es la pizza más rica que he probado en mi vida, tenía pimiento morron asado con anchosas, especias y muchisimo queso y tomate, y más queso, arghhhh, ya se me antojó de nuevo, de verdad, se los juro, despedía un olor embriagante, y la pasta era bastante gruesa, con el salado justo, y el queso supersuavecito y abundante, riquisimo, disfrute cada mordida, el sabor explotaba en tú boca, las chicas pidieron vino para acompañar su pizza, yo pedí agua natural, te las sirven en botella de cristal, parece vino blanco…

Al final nos regalaron a todos una especie de copita de chocolate rellena de como vainilla con vino, creo, no sé, estaba muy rico, miren allí se ve hasta  la invitación que nos dió Lorenzo, ahhh, porque debo de decir que por haber sido enviados por Lorenzo nos hicieron descuento, si van a Venecia no dejen de visitar Da Mamo, la comida es muy rica, el ambiente es muy agradable, los meseros te atienden muy bien, es gente que se ve que esta de buenas, que les gusta su trabajo, bromean contígo, mucha hospitalidad, altamente recomendable, luego les sigo contando más, ciao.

Internandose en Venecia

septiembre 23, 2012

Algo que nunca me hubiese imaginado es que internarse por Venecia fuera como estar en un centro comercial, hay de todo, entre sus recovecos lo mismo encuentras tiendas de ropa, pizzerías, restaurantes, jugueterías, vamos, de todo…

Lo que más me llamaba la atención, y que es de lo que más tienen, eran las tiendas que vendían mascaras y disfraces, tan representativas del carnaval de Venecia…

Las jugueterías también eran cosa de otro mundo…

Pero sin duda alguna lo que era genial es que de vez en ves, entre los pasillos pasabas algún pequeño puente y te inundaba un riquisimo aroma a pizza, realmente delicioso, no sabría como describirlo, era pizza en toda su intensidad…

Esta es una de esas pizzerías…

Y las tiendas de arte, eran una cosa que exigían todos mis euros…

Y… luego le sigo, para ya terminar esta bitácora de viaje, ya va a ser casi un año de esto y no puedo creer que siga narrandoles esto, jejeje, prometo terminar pronto…

Pollicio en: Pentagono :P

septiembre 12, 2012

Lástima

septiembre 10, 2012

Siento lástima de mí, no logro congeniar con la gente que realmente me interesa, pero lo peor es que no logro hacerlo conmígo mismo, es como estar en un letargo obligado, no sé que hacer, me pone mal, en un mood muy gris.

😦

Concrete

septiembre 10, 2012

Hace años, en la revista Comics Scene leí una reseña que le daba críticas muy favorables a este personaje creado por Paul Chadwick para Dark Horse, habló de los 90´s, ya hasta ahora pude leer todo el primer arco en un recopilatorio, porque originalmente salió publicado en una serie de historias cortas en la revista de Dark Horse presents, la premisa es la siguiente, un tipo de lo más común es raptado junto con un amigo en las cuevas de unas montañas por extraterrestres, estos hacen pruebas con sus cuerpos y sus mentes las trasladan a este cuerpo de humanoide rocoso, SPOILER ALERT, durante el escape los extraterrestres matan al amigo, dejando a Concrete solo en la tierra, y ahora el debe adaptarse a la sociedad en este cuerpo nuevo, y lo que podría parecer el origen de cualquier superheroe toma un giro interesante al contar de manera realista que pasaría si de verdad un “hombre” con estas caracteristicas se apareciera por allí, muy bien construido el personaje, su forma de pensar y proceder muy bien narrado, ilustrado de forma aceptable a buena, de pronto si cae un poco en el recurso de enmarcar el diseño de página con acciones que se desarrollan paralelamente a la historia y aunque se ve “bonito” no ayuda nada a la narrativa y te frenaba, pero en general es un muy buen cómic, muy recomendable  sobre todo para quienes gustan de leer material que no entre en el genero de superheroes, le dejo un 8.8

Venecia de noche

septiembre 8, 2012

Nos empezó a oscurecer allí en la plaza San Marcos, que es un agasajo porque está llena de luces, allí nos quedamos un buen rato, el ambiente es muy bonito, con mucha buena vibra…

La Catedral de San Marcos

El palacio Ducal

La plaza San Marcos se conecta con un pasillo que da directo al mar, allí, cual puerta de Venecia estan el León y San Teodoro los que están arriba de las columnas, vigilaban todo lo que llegaba del mar Adriático.

Despues de estar un rato allí en ese puerto nos internamos de nuevo en las callecitas, nuestro siguiente punto era El Rialto, aparte Lorenzo nos había recomendado un muy buen restaurante por allí, anochecía y hacía hambre, había que llegar, pero todo ese recorrido se los cuento en el siguiente post 😉   CIAO.