Saliendo de Venecia

septiembre 30, 2012

Despues de cenar riquisimo salimos a recorrer otro cachito de la ciudad, cruzamos el rialto para estar del otro lado, y por todos lados puertos pequeños de gondolas, restaurantes, pero ya todo estaba vacio…

Ya todo estaba cerrado, casí no se veía gente por las calles, pero no improtaba mucho, la verdad es que a pesar de que no recuerdo haber visto ni un solo policia, me sentía completamente seguro, e ibamos a la zona “juvenil” que Lorenzo nos había recomendado…

Por fin llegamos a la zona “Juvenil” y la verdad estaba muy chida, bueno… al menos a mí me gusto, todo muy relax, algunas personas platicando en mesitas, tenían un partido de fut en la tele, se escuchaba música pero a un volúmen que te podía dejar hablar, mis amigas bromearon y dijeron que era “juvenil estilo Miguel” 😛

Nos quedamos un ratito allí pero ya era bastante noche, estabamos muy cansados ydecidimos regresar a dormir, salíamos tempranito al día siguiente y necesitabamos descansar…

Por la mañana fue muy singular, salimos en un pequeño barco, un poco más grande que en que llegamos que nos llevó directo hasta el aeropuerto, navegamos como hora y media…

Una vez en el aeropuerto, otra vez pasamos por las engorrosisímas filas de seguridad, para llegar a las salas del aeropuerto y esperar hasta que salió nuestro vuelo a Madrid, de allí a recoger la maletota de Maggie ¬_¬ para poder trasladarnos hasta la estación del tren express a Valencia…

Ese tren estuvo padre, mucho más lujoso que los que habíamos tomado antes, con sus teles y toda la cosa y muy rápido, y se me hizo bien curioso que en un solo día viajamos por mar, por aire y ahora por tierra ibamos hasta Valencia esperando reunirnos con Alex y Alba, cansadisimos por supuesto, pero de eso les sigo contando pronto.

Anuncios