Sobre Enlace Veracruzano

diciembre 25, 2012

Enlace Veracruzano es de estas revistas que seguramente tienen en su ciudad que está llena de anuncios entre artículo y artículo, en la ciudad empezaron a proliferar a principios de los 2 miles, de todas esta era la mejorcita, cuya edición estaba mejor cuidada, ponían artículos más o menos entretenidos, en buen papel, todo a color, y al menos la distribución en ese entonces era bastante buena o al menos eso me parecía porque vivía al sur de la ciudad, así que para cuando empezó este año ya tenía en mente anunciarme aquí, aunque no la distribuían mucho por mi casa (Ahora vivo al norte), a mí me parecía conveniente, porque es gente que vive con más liquidez, lo que convenía a mi negocio, segun yo, claro esta.

Ahora les voy a contar como me fue en la feria, contacté a la revista por medio de su sitio web en Enero, pronto me contestaron y concerté que fuera a verme una de sus promotoras en el consultorio, genial, no tendría que ir a sus oficinas, más fácil para mí, pero desde que llego la mujer de Enlace Veracruzano a hacer el trato, me dí cuenta de muchas cosas que debieron ser focos rojos, era una señora que se ve que no estaba cómoda con su trabajo, como señora riquilla que se mete al “negocio” para matar el tiempo, entro y miró de manera despectiva toda la sala de espera, ni siquiera la pasé al consultorio, igual eso la molestó, pero es que en mi consultorio no tengo despacho, es bastante pequeño.

Luego, me empezó a “explicar” solo los datos de los anuncios y paquetes más baratos, como asumiendo que era lo único que podría costearme, pero yo le pregunté los datos de todo, fue obvio que se sorprendió cuando le dije que iba a tomar uno de “los paquetes grandes” que era anunciarme en la revista durante 3 meses, el contrato te obligaba a pagar todo o un mes a la vez, escogí lo de un mes a la vez porque así me gusta manejar mis gastos, y de nuevo frunció el ceño, no me importó, la revista se había vendido para mí con los años, así que no me importaba su opinión, y con un solo paciente de ortodoncia que llegara por parte de la revista, la publicidad se habría pagado sola.

Otra cosa por la que ví que se molestó es que le dije que yo iba a enviarles mi propio diseño, al pagar el paquete el diseño iba incluido en el costo, pero el cliente tenía esa prerrogativa, la cual tomé porque todos los diseños son genéricos, idénticos todos, mismas fotos, mismas tipografías, mismos colores, quería al menos que cuando el lector volteara la página notara algo diferente, pero no le dije que yo lo iba a hacer, le dije que conocía a alguien que me podía hacer el diseño y que se lo enviaría.

El primer mes solo llegó un cliente por unas resinas, la mujer de enlace veracruzano me preguntó que como había sentido la clientela, le dije la verdad, solo un cliente, pero que estaba optimista, que era el primer mes y la consistencia es parte importante para vender tú producto, ella cobró el segundo mes y se fue, y así, iba cada mes para cobrarme y dejarme un par de ejemplares de la revista, para el segundo mes solo fue una señora y el tercer mes no llegó nadie de la revista, increíblemente funcionaban mejor mis volantes que yo mismo repartía a ratos abajo, en la entrada del consultorio.

Para cuando pasaron los tres meses, que me tenía que entregar los últimos ejemplares me volvió a preguntar que cuantos clientes había tenido, le dije que solo 2 en 3 meses, y me echó la culpa, aunque ella ni lo sabía “Es que el diseño que nos dió no fue hecho por nuestros expertos”, “Es que debió poner promociones”, “Es que si se anunciara más meses vería mejores resultados” Es que las malditas revistas no las reparten en el centro historico, que es donde yo trabajo, pensé, pero le dije que ya no necesitaba sus servicios, aun así y con el ceño fruncido me dijo que de todas formas me iban a estar mandando la revista cada mes por si me animaba, y yo pensé, perfecto, es gratis, y al menos servirá de material de lectura para el consultorio, pero jamas me mandaron nada.

Hace unos meses, creo que en Septiembre me volvió a llamar, para ver si quería comprar un paquete trimestral, pero le dije “Disculpe, pero ya encontré otro medio publicitario que me esta funcionando muy bien, le agradezco la atención”. Y en realidad sí, mis volantes me atraían a más pacientes, incluso otra revista parecida que se llama Shopping magazine me ha estado enviando puntualmente su revista cada mes, supongo que vieron mi anuncio en Enlace Veracruzano.

Y así fue como me fue en esa feria, mi próxima publicidad aun no decido donde la haré, ni en que fechas, probablemente en el periódico, o en la Shopping magazine, pero jamas, jamas, en Enlace Veracruzano, mi conclusión de porque no funcionó es que esa revista no la distribuyen en el centro, y la gente del sur de la ciudad obviamente se van con los dentistas del sur de la ciudad, que tiene consultorios más grandes y más lujosos, ni modo, por algún lado tengo que empezar esto de crecer como pequeña empresa.

Anuncios