Taller de ilustración digital de José Quintero

diciembre 30, 2012

Uno de los grandes beneficios que me parece tiene facebook, al menos en el mío, es que como tengo agregados a muchos amigos con gustos afines, la mayoría artistas, músicos, ilustradores, cineastas, fotógrafos, pues mis actualizaciones son de lo más entretenidas, todos ponen cosas muy chidas y de vez en cuando los etiquetan en cursos interesantes, así fue como me enteré de este, pues etiquetaron al buen Camilo; José Quintero vendría a dar este curso, lo cual me parecía genial, pues aunque ya tenía mi tableta digital, no le había sacado provecho, y ya tenía en mente dar el salto a tal plataforma para colorear la novela en la que estoy trabajando, el curso no pudo llegar en mejor momento, incluso me hice de mi laptop, instalé la última versión de photoshop, todo listo.

Lo más padre es que aprendería de José Quintero, mi dibujante favorito del Taller de Perro y por supuesto uno de los de mi lista en mi top 5 de dibujantes mexicanos, uts, que emoción, y también fue una sorpresa encontrarme con que la dueña de la tienda era alguien a quien hace años le perdí la pista y a quien debo confesar siempre me preguntaba que habría sido de ella, Rosario, me la presentó Elizabeth Scoffie hace muchos años, a mediados de los 90s, para incluirla en un proyecto que queriamos hacer de un fanzine, y Rosario supertalentosa, tenía unos aguiluchos con dibujos donde pegaba texturas, y muy bonita ella, difícil olvidarla, nos pusimos a platicar y caímos en que ya nos conocíamos, lo que me pareció genial, y tiene unos tatuajes bien padres, en fin… espero encontrarmela pronto de nuevo.

Rosario tiene una tienda muy padre en el centro, Mandrake, muy cerca de donde yo trabajo, a unas cuantas cuadras, y que ya había visto pero  nunca había entrado a ver bien, atras de la tienda tienen como un saloncito donde hacen cursos, y allí se hizo este curso, constantemente hacen varios, les sugiero que se suscriban a la página para estar enterados.

Pues ya llegó el día, y a aprender, ví que tenía mal configurada la tableta, aprendí a de verdad usarla, los consejos y sobre todo el análisis de José Quintero me parecieron no solo impresionantes si no inspiradores, es como si hubiera tenido toda una carpeta de información en la cabeza sin usar y que alguien viniera a abrirla, y aunque ya sabía muchas cosas, verlas desde otra perspectiva, analizando no solo aspectos de la ilustración si no de la vida misma y de como nuestra personalidad se puede reflejar en lo que hacemos se me hizo de lo más interesante, conectarse verdaderamente con lo que uno hace sencillamente te pone a ver las cosas con más claridad, y también me dió mucho gusto que cuando José Quintero nos pidió ver links para checar nuestros trabajos, me dijo que ya me conocía, refiriendose a mi trabajo, saber que una persona a la que admiras mucho conozca lo que haces te levanta muchísimo el ánimo.

Mis compañeros algo serios pero bastante agradables, y eso sí, muy talentosos, solo conocía a Camilo y pude ver su proceso de trabajar y el chavo es un supertalento, hubo un momento de la clase que hasta pude poner algo de música pa´dibujar, jazz shakatak, se los recomiendo, por cierto, probamos un par de programas interesantes que nos recomendó JQ, el Art Rage Studio, el cual me recordó al painter, y el sketchbook pro, las ilustraciones que ven aquí abajito, la del barco está en el Art Rage, y la ancianita está en Photoshop…

Lo curioso es que al principio mi línea era muy temblorosa, insegura, pero siguiendo los consejos de JQ, de adaptarnos y dejar que nuestra mente entendiera que estabamos trabajando en este nuevo lienzo, dejando que las cosas fluyeran orgánicamente, para el segundo día sentí absoluto control de mi trazo, no sé como explicarlo, como cuando te das un baño en un día que hace mucho calor o despues de tener sexo increíble, es esa sensación vigorizante, como una conexión con algo, como que de nuevo tienes las riendas, no sé, quiero explicarlo y creo que no encuentro un buen ejemplo…

El punto es que aprendí muchismo en el curso, muchas cosas técnicas, pero también muchas cosas que me dejan aprender de mí mismo, como persona, y eso es valiosisimo; no sé si les ha pasado que a veces, hay puntos en nuestra vida en que las cosas como que se acomodan, como que hay piezas que de pronto caen en su lugar, justo ayer fuí con Mauro y con Jorge a ver Cloud Atlas

…Y habla de como quiza en el tiempo podemos repetir situaciones porque en esencia somos las mismas personas, por consiguiente seguimos ciertos patrones que nos llevan a seguir direcciones que nos atraen, de allí que la historia tienda a repetirse, y no sería raro que así como repetimos los mismos errores, también repitamos los mismos aciertos, y que muchos problemas del pasado sean en esencia los mismos que veremos en el futuro, y también se explicaría porque a veces tenemos esa sensación de deja-vu, de sentir que ya has estado en tal lugar, o que conoces a tal persona, como bien decía Mauro ayer, hay gente con la que simplemente sientes una vibra chida, y creo que es muy probable que en vidas pasadas ya nos hayamos conocido, y posiblemente volvamos a juntarnos en el futuro, porque tenemos esa afinidad, y con el curso en Mandrake sentí eso, como encontrarme con cosas nuevas que de alguna forma yo ya conocía.

Sumesmole a eso que también ví Life of Pi esta semana…

…Y esta otra nos habla de creer en Dios, wow, no me imaginaba que era de eso, y sí, yo creo en Dios, y saber que existe esta fuerza que me guía y como que siento que me dejó listo y motivado, encaminado, que me puso el curso cuando debía de hacerse, que me mandó las ideas para la novela en el momento preciso, que me permitió conocer a José Quintero y su filosofía de como con nuestro arte podemos conocernos a nosotros mismos, de ver películas en el momento justo que te dejan cosas, de sacar de mi vida a toda la gente negativa que no me aportaba nada y quedarme con gente con la que tienes vibra y saber que cuentas con esas personas, es como recibir un mensaje, como si alguien me dijera, “Ahora sí, allí lo tienes todo, estas listo” Y así me siento, como a punto de empezar una carrera para la que he entrenado mucho, listo para ganarla, dejenme decirles que es muy emocionante, y aunque ya quiero llegar a la meta, voy a disfrutar todo el proceso de correr en esa pista.

Anuncios