Mi experiencia en LA MOLE

noviembre 12, 2017

facebook cover editable.

   La última vez que estuve en una convención de cómics como expositor fue de hecho en el mismo lugar en que fue la más reciente, en el 2003 en el WTC.

   Nunca había hablado de esto aquí, pues fue un par de años antes de comenzar a escribir el blog, habiamos presentado el Portal de Sueños número 2, con el Estudio Utopía, invitamos a Micro y al equipo de Ka-Boom para la presentación/exposición aquí en Veracruz, Oscar González entonces nos invitó a una convención que estaban programando para el WTC, curiosamente también llamada Utopía.

  Total, que fuimos varios integrantes del grupo, llevamos muchos ejemplares del portal de Sueños, nos dieron un stand, con panel atrás, mesa, sillas, gafetes y todo gratis, esa vez pudimos turnarnos, entrar a conferencias, conocer a muchos creadores de cómics, en fin, muchas cosas positivas, pero sobre todo me sirvió para abrir los ojos, para ver que había más que donde yo estaba, allí fue donde decidí salirme del Estudio Utopía, y donde se me abrieron puertas para publicar en muchas partes.

14 años después, en el mismo lugar, vuelvo a la que es en este momento la convención de cómics más importante del país, LA MOLE, convención que con los años se fue haciendo muy grande, con invitados de prestígio, muy buena organización, conferencias interesantes, en fin, me quedo corto probablemente mencionando cosas con sólo haber estado en una edición.

Obviamente las cosas cambian, ahora la mesa cuesta, pasas bajo un proceso en el que ven que tu trabajo se merezca el lugar, nos repartimos el costo Abraham Martínez Cuervoscuro y yo, ahora vendiendo material de Fantasías para noctámbulos y yo en partícular con mis ejemplares de “Monstruos de vapor”, buscamos un hotel cercano porque el evento tiene un reglamento que hay que seguir, y se nos facilitaba en muchos sentidos tener un lugar inmediato.

Lo padre fue encontrarme allí en la MOLE con muchos amigos que o había visto hace mucho tiempo o que sólo conocía desde hace años en línea, fue genial por fin estár en persona con Gil Agudín, muy buen amigo desde hace años y hablar con él en “vivo” no tuvo precio, convivir con Abraham fue genial, sabe muchas cosas de como hay que manejarse en las convenciones,  conversar con Llarena y su esposa Charo, con Chablé y con Diana Noriega, con Fabián Quintero, con Alex Sarabia, con el Trucu y Flor, con Alberto Calvo, Paco Espinoza, Lyoko, David Car, Everardo Ferrer, Jorge Tovalin, Mariel Gil, Logan Wayne… ¿Quién más, ¿Quién más? seguro a alguien no recuerdo ahorita que escribo esto, pero  hubo mucha gente más a quién saludé y no terminaría de nombrar a todos, la lista es muy larga, pero de verdad fue un gusto enorme verlos a todos.

Iba a poner “Lo malo”, pero en realidad no es que sea malo, si no que es algo de lo que hay que aprender, y es el hecho de que soy muy malo vendiendo mi propio trabajo, veía las mesas de los demás bien arregladas, con banners, con afiches, algunos hasta como con una especie de “techos” con el nombre de su grupo o editorial, me di cuenta que la presencia es muy importante, llegaba mucha gente a las mesas vecinas a saludar, la mayoría se conocen, se saludan, hay toda una comunidad entre los expositores, aprendía hasta que hay que decir gracias a Gil, es un gran vendedor.

Por eso creo que lo más importante que me deja la Mole es aprendizaje, porque como autor muchas veces te quedas hasta que terminas de crear una historieta, pero ese no es el final del camino, es hacerle llegar el trabajo al lector, algo hicimos bien porque recuperar la inversión y con un pequeño margen de ganancia en 3 DÍAS es un muy buen negocio, me quedaron ejemplares que ya serán pura ganancia y de los cuales tengo que buscar lugares y formas para que se vendan.

Caminar por los pasillos de la convención fue genial, ya se les nota el callo a los organizadores, veías a la gente contenta, los expositores hasta sabían cómo iban a estar los días dependiendo si era viernes sabado o domingo, bien acomodado todo, en fin, pasar por los stands y ver como los colegas hacen las cosas me dió muchas ideas, espero volver pronto, aunque…

Como autor me abrió el “apetito” por crear más cosas, y aunque como saben estoy trabajando en mi novela gráfica, me he dado un espacio para hacer historias cortas, como la de Monstruos De Vapor, y creo que ha sido bastante sano, se cargó la pila como creador y tengo muchas ganas de hacer infinidad de cosas.

Ya les estaré contando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s